lunes, 10 de octubre de 2016

Pan con tomates secos y aceitunas {Sin amasado}


En casa ya no quieren otro pan que el casero, y es que la diferencia con los panes congelados de los super es abismal. Así que no me queda otra que hornear un mínimo de dos hogazas a la semana, eso sin contar los panes para hamburguesas o perritos, pan para bocadillos, molletes, grisini... que puedan surgir. Tengo un cajón de mi congelador hasta los topes! Y yo tan contenta porque la verdad es que me encanta.


Aunque hay panes que repito porque gustan en casa, me gusta ir probando nuevas recetas, en esta ocasión he preparado un pan con tomates secos y aceitunas del último libro de Iban Yarza y Alma Obregón, Hacemos pan que compré antes del verano y del que ya he hecho algunas recetas. Esta receta en el libro está elaborada con naranja y chocolate pero yo me he ido a una versión salada con tomates secos y aceitunas negras, y ha sido todo un acierto, aunque no descarto preparar la versión dulce.


Es un pan muy aromático y perfecto para tomar solo o acompañado de aceite de oliva, que es lo que hemos hecho nosotros, además no de un aceite cualquiera, aceite de oliva virgen extra gourmet Trilloliva, del que ya os hablé en la receta de Molletes. Es un aceite procedente de aceitunas de la variedad Picual, recogido solo durante 15 días de octubre, cuando la aceituna está aun verde. Lo podéis encontrar en exclusiva online en Claudia&Julia


Como hago con todas mis hogazas la he horneado en cocotte, pero os explico también cómo hacerlo sin cocotte, aunque para mi la diferencia es abismal y ya no lo hago de otra forma, salen expectaculares, al ser de hierro fundido su conductividad térmica es enorme y se calienta rapidamente, retiene el vapor muy bien ya que su tapa encaja perfectamente. No es necesario añadir humedad al comienzo del horneado ya que la humedad desprendida por el pan durante la cocción queda en el interior de la cocotte.

Ya sea en versión dulce o salada, espero que os animéis con este pan que es muy sencillo de hacer ya que no precisa amasado, simplemente alternar pliegues con reposo y a la nevera toda la noche. Al día siguiente lo formamos y dejamos levar y al horno. Ya vereis que rico.

Nos vemos de nuevo el jueves con una receta de galletas integrales de avena. No me faltéis!!


Pan con tomates secos y aceitunas. Sin amasado



Ingredientes:

510 gr de harina panificable
360 gr de agua templada
10 gr de sal
1´5 gr de levadura seca de panadero
tomates secos y aceitunas negras ( alrededor de 60 gr)


Elaboración:

1.- En un bol grande, mezclar la harina, la sal y la levadura.

2.- Agregar el agua y remover con una cuchara. La masa resultante será pegajosa, sí no es así, añadir un poco más de agua.

3.- Tapar la masa con film transpartente y dejar reposar a temperatura ambiente durante 5 minutos.

4.- Pasado el tiempo de reposo, hacer un primer pliegue a la masa sin sacarla del bol: estirar y plegar sobre sí misma. Sí se pega mucho te puedes enharinar las manos ligeramente. Repetir esta operación un par de veces mas, dejando 15 minutos de reposo entre pliegue y pliegue. Debes estirar la masa cada vez de un lado y después plegarla en el lado opuesto.

5.- Tras realizar el tercer pliegue con su consiguiente reposo, añadir los tomates secos y las aceitunas cortadas en trozos. Incorporar con las manos y, a continuación, hacer dos pliegues más. De esta forma quedarán distribuidos de manera homogénea en la masa.

6.- Cubrir el bol con film transparente e introducir en la nevera toda la noche.

7.- A la mañana siguiente, sacar la masa de la nevera, dejar reposar 30 minutos a temperatura ambiente.

8.- Volcar la masa sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada y hacer un hatillo con la masa, creando un poco de tensión. Le damos la vuelta apoyándola sobre la zona de unión del hatillo. Bolear e introducir en un cesto de fermentación, con el encuentro hacia arriba. Tapar y dejar reposar 1 hora y media.


1.- Introducir la cocotte en el horno con la tapa y precalentar a 250º con ventilador, durante 30 minutos.

2.- Una vez caliente, sacar la cocotte con mucho cuidado y verter el pan dentro. Hacer unos cortes en la superficie con un cuchillo afilado. Tapar la cocotte e introducir en la zona central del horno. Hornear durante 15 minutos.

3.- Bajar la temperatura del horno a 200º con ventilador, retirar la tapa de la cocotte y hornear 40 minutos más.

4.- Sacar del horno, retirar el pan de la cocotte y dejar enfriar sobre una rejilla completamente.

Horneado sin cocotte:

1.- Precalentar el horno a 250º sin ventilador, con una bandeja metálica en el fondo del horno.

2.- Verter el pan sobre la bandeja del horno, hacer unos cortes en la superficie e introducir en la zona central del mismo. Verter medio vaso de agua caliente en la bandeja que está en  el fondo del horno para crear vapor y hornear durante 15 minutos.

3.- Bajar la temperatura del horno a 200º con ventilador, retirar la bandeja metálica del fondo del horno y hornear 40-45 minutos más.

4.- Sacar el pan del horno y dejar que enfríe sobre una rejilla.

9 comentarios:

  1. Me encanta el pan con aceitunas negras. En casa vuela!

    ResponderEliminar
  2. Hola Mara! vaya pinta que tiene este pan. Tiene que estar delicioso.
    Cuando dices harina panificable, te refieres a harina de fuerza o harina normal.No soy muy experta haciendo pan y entiendo poco de harinas.
    Un beso de maricacharros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hla Maria Jose. La harina panificable es de media fuerza, esra entre la hariba de fuerza y la floj, la que se usa para bizcochos y tal. La harina panificable la puede sustituir mitad harina de fuerza , mitad harina normal. Y tambien puedes hacerla con harina de trigo normal, pero en esta receta no uses de fuerza. Saludos!

      Eliminar
  3. Uhmmm maravilloso! Para un desayuno espectacular! Tomo nota...pues tengo ganas de comenzar en el mundo panero jiji Besines y feliz semana

    ResponderEliminar
  4. Tiene que estar de fabula solo hay que verlo

    ResponderEliminar
  5. Tiene una pinta increible, se ve de lujo total. Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Me encantan los panes enriquecidos.
    Y los de miga alveolada :-)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  7. Yo hace ya años que hago el pan en casa, como dices, dos o tres veces por semana como mínimo, y estoy feliz. Feliz del pan que comemos, y de lo que relaja amasar, al menos a mí.

    Lo de la cocotte no lo he probado, ni siquiera tengo una, pero suena la mar de interesante :)

    ResponderEliminar