lunes, 29 de enero de 2018

Pan integral con frutos secos, sin amasado. Vídeo Receta



Ya sabéis que me encanta hacer pan en casa, cada día más, me gusta amasar y ver como con ingredientes tan básicos puedes obtener fantásticos resultados. Es verdad que los panes mejoran mucho con masa madre o prefermentos, con reposos y buenos amasados. Pero también os digo que podemos obtener excelentes resultados con masas que no requieren amasado, usando la técnica del plegado, como en el caso de los molletes o las baguettes sin amasado que publiqué la semana pasada,  o simplemente removiendo los ingredientes con una cuchara, como es el caso de esta receta. Con un bol, una cuchara y una nevera tendréis la mitad de la receta hecha y no es broma!!


Otro punto fundamental es el horneado del pan. Al principio hay que hornear con una temperatura elevada, la máxima que podáis con vuestro horno, en mi caso 250 grados, y además con un ambiente de humedad para que el pan crezca y no se reseque.  Para conseguir esta humedad tenemos dos opciones, usar un molde con tapa que podamos introducir en el horno y que pueda resistir altas temperaturas, la tapa creará un ambiente húmedo dentro del molde.  Y la otra opción es crear nosotros esa humedad, eso lo conseguimos colocando un recipiente metálico en el fondo del horno y  vertiendo agua al introducir el pan.


Para las hogazas uso una cocotte, y no puedo estar más contenta con el resultado que obtengo con ellas. Estas navidades he incorporado a mis útiles panarras, un molde cerámico rectangular para pan de Emile Henry, tiene una tapa que crea el nivel perfecto de humedad y unos agujeros en la base para evacuar el dióxido de carbono que se produce durante la cocción, con todo esto conseguimos unos panes de escándalo, con una corteza extra crujiente. Este molde, así como el que use para las baguettes sin amasado, lo podéis comprar en Claudia&Julia, una tienda online en la que vais a encontrar muchísmos utensilios para cocinillas, con un servicio de los mejores que conozco y con productos de calidad, yo hace tiempo que no compro en otro sitio.Además siguen de rebajas!!

Yo he hecho el pan en el molde cerámico, pero os explico también como hacerlo en un molde normal tipo plum cake, para que no os quedéis con las ganas de hacerlo en casa.


Este pan integral con frutos secos y frutas es una auténtica delicia, no podréis tomar solo un trozo, es totalmente adictivo. Yo le he puesto orejones, dátiles, pasas y nueces de California y Pecanas, que era lo que tenía en casa. Podéis poner los frutos secos que más os gusten, pistachos, almendras, anacardos, y la fruta también la podéis variar, higos secos, ciruelas... Lo único que tendréis que hacer es respetar los 270 gr en total.

He usado dos tipos de harina, de centeno integral, de trigo integral y de fuerza. Sí no queréis usar harina de centeno, sustituirla por harina integral de trigo.

Vamos a usar levadura de panadero, puede ser fresca o seca, os dejo las proporciones de ambas. No  usar levadura química o polvo de hornear!!


La masa que vamos a obtener no es la típica masa de pan, es una masa con una consistencia como de barro. Es importante que esté bastante hidratada porque los frutos secos y la fruta va a absorber agua. Lo mejor es agregar el agua poco a poco y dejar un poco para añadirla tras agregar los frutos. Todo esto os lo explico en la receta.

Es un pan perfecto para tomar con quesos, paté, a mi como más me gusta es con queso fresco tipo Burgos y requesón, aunque también os digo que esta delicioso tal cual, sin nada.

Pero para que no tengáis ninguna duda, he preparado una vídeo receta. Así podréis ver el aspecto que debe tener la masa y todos los pasos a seguir. Espero que os guste!! Y no te olvides de compartir y de suscribirte a mi canal para no perderte nada!!



Sí tenéis alguna duda, me podéis preguntar en los comentarios del blog o del canal.
El jueves volveré a publicar otra vídeo receta que estoy lanzada!!!
Besazos y a hornear!!



Pan integral con frutos secos. Sin amasado



Ingredientes:

  • 225 gr de harina de trigo integral
  • 75 gr de harina de fuerza
  • 75 gr de harina integral de centeno
  • 350 gr de agua
  • 7 gr de sal
  • 5 gr de levadura fresca de panadero o 1,5 gr de levadura seca
  • 270 gr de frutas y frutos secos ( dátiles, pasas, orejones, nueces...)
  • Copos de avena para el acabado final
  • Aceite de oliva y harina para espolvorear el molde


Elaboración:



  1. En un bol grande verter las harinas, la levadura fresca desmenuzada y la sal. Mezclar.
  2. Agregar el agua poco a poco, reservar unos 10-20 ml para más adelante.
  3. Mezclar con una cuchara hasta que todos los ingredientes estén integrados y la masa adquiera un aspecto como de "barro".
  4. Tapar la masa y dejar reposar 15 minutos a temperatura ambiente.
  5. Remover la masa de nuevo con la cuchara durante medio minuto aproximadamente. Sí la masa se ha quedado muy seca, agregar el agua que habíamos reservado y volver a mezclar con la cuchara.
  6. Añadir los frutos secos y la fruta troceada. Mezclar de nuevo con la cuchara.
  7. Pincelar el molde de pan con aceite de oliva y espolvorear con harina, invertir el molde para retirar el exceso de harina.
  8. Verter la masa en el horno cerámico y aplanar la superficie con el canto de la cuchara.
  9. Colocar la tapa en el molde y dejar levar a temperatura ambiente durante 1 hora a una temperatura de 24 grados, sí hace más frío en tu cocina, necesitará más tiempo y sí la temperatura es superior necesitará menos tiempo.
  10. Pasado el tiempo de levado, introducir el horno con la tapa en la parte baja de la nevera y dejar toda la noche, de 8-12 horas.
  11. Al día siguiente, sacar el molde de la nevera y dejar atemperar media hora.
  12. Espolvorear la superficie del pan con copos de avena, también se puede espolvorear con pipas de girasol, pipas de calabaza o una mezcla de semillas
  13. Precalentar el horno a 250 grados, con calor arriba y abajo. Cuando el horno esté caliente, introducir el molde con la tapa en la zona central y hornear 20 minutos.
  14. Pasado este tiempo, retirar la tapa con cuidado, reducir la temperatura del horno a 200 grados, poner el ventilador  y hornear 35 minutos más.
  15. Una vez cocido, sacar el molde del horno y dejar reposar media hora sobre una rejilla.
  16. Desmoldar y dejar que termine de enfriar sobre la rejilla.
  17. Cortar en rebanadas una vez frío. Se conserva en perfecto estado 24-48 horas, aunque recién hecho está excepcional. También se puede congelar cortado en rebanadas dentro de una bolsa de cierre hermético, cuando lo vayas a tomar deja descongelar a temperatura ambiente o tuestalo directamente en la tostadora


  1. En un bol grande verter las harinas, la levadura fresca desmenuzada y la sal. Mezclar.
  2. Agregar el agua poco a poco, reservar unos 10-20 ml para más adelante.
  3. Mezclar con una cuchara hasta que todos los ingredientes estén integrados y la masa adquiera un aspecto como de "barro".
  4. Tapar la masa y dejar reposar 15 minutos a temperatura ambiente.
  5. Remover la masa de nuevo con la cuchara durante medio minuto aproximadamente. Sí la masa se ha quedado muy seca, agregar el agua que habíamos reservado y volver a mezclar con la cuchara.
  6. Añadir los frutos secos y la fruta troceada. Mezclar de nuevo con la cuchara.
  7. Pincelar el molde de pan con aceite de oliva y espolvorear con harina, invertir el molde para retirar el exceso de harina.
  8. Verter la masa en el molde  y aplanar la superficie con el canto de la cuchara,
  9. Tapar con un paño y dejar levar a temperatura ambiente durante 1 hora a una temperatura de 24 grados, sí hace más frío en tu cocina, necesitará más tiempo y sí la temperatura es superior necesitará menos tiempo.
  10. Pasado el tiempo de levado, introducir el molde dentro de una bolsa para que la masa tenga holgura y pueda crecer sin problema, colocar en la parte baja de la nevera y dejar toda la noche, de 8-12 horas.
  11. Al día siguiente, sacar el molde de la nevera y dejar atemperar media hora.
  12. Espolvorear la superficie del pan con copos de avena, también se puede espolvorear con pipas de girasol, pipas de calabaza o una mezcla de semillas
  13. Precalentar el horno a 250 grados con calor arriba y abajo y sin ventilador. Colocar una bandeja metálica en la base del horno.Cuando el horno esté caliente, introducir el pan en la zona central del horno y verter un vaso de agua en la bandeja metálica para crear vapor.
  14. Pasado este tiempo, retirar la bandeja metálica, reducir la temperatura del horno a 200 grados y poner el ventilador. Hornear 35 minutos más.
  15. Una vez cocido, sacar el molde del horno y dejar reposar media hora sobre una rejilla.
  16. Desmoldar y dejar que termine de enfriar sobre la rejilla.
  17. Cortar en rebanadas una vez frío. Se conserva en perfecto estado 24-48 horas, aunque recién hecho está excepcional. También se puede congelar cortado en rebanadas dentro de una bolsa de cierre hermético, cuando lo vayas a tomar deja descongelar a temperatura ambiente o tuestalo directamente en la tostadora.



2 comentarios:

  1. Madre mía! Que pintaza tiene este pan, para hincarle el diente ahora mismo ;) Un besazo

    ResponderEliminar