lunes, 30 de enero de 2017

Pan de chocolate y vino tinto con naranja confitada


Aunque os pueda sonar raro, este pan es de chocolate negro, vino tinto y además lleva trocitos de naranja confitada. No me he vuelto loca, la combinación es increíble, espectacular, para repetir en más de una ocasión.

Lo primero que os preguntaréis es sí es un pan dulce. Pues dulce no es, aunque lleva un poco de miel y naranja confitada, es un pan que no está dulce, aunque es verdad que si muerdes un trozo de naranja te lo puede parecer, pero ya os digo que no, además el chocolate que lleva es negro y sin azúcar añadido. 

Este pan es perfecto para tomar untado con mantequilla y mermelada, y si es de naranja mucho mejor. Pero también combina a las mil maravillas con un queso curado. Desde luego es un pan para sorprender.


Otro de los ingredientes que os puede resultar "raro" es el arroz cocido, pero ya lo probé en un pan que hice esta semana, que espero subir la receta la semana próxima, y me gusto mucho el resultado, así que lo he querido integrar también en esta receta. Lleva 100 gr de arroz cocido, quiero deciros con esto que sí cocéis 100 gr de arroz, al final os juntaréis con arroz para dos panes, así que con unos 60 gr granos de arroz tendréis los 100 gr que necesita la receta, pero nunca viene mal tener arroz cocido en la nevera!

Cuando empecé a maquinar la receta, pensé en añadirle nueces y arándanos en lugar de la naranja confitada pero al final pensé que la combinación chocolate negro-naranja nunca falla. Pero os dejo una idea para que experimentéis en casa.


El vino se evapora durante la cocción, por lo que es un pan apto para todos los públicos.

En esta ocasión le he dado forma alargada, de torpedo o bâtard como lo llaman los franceses, pero si queréis un pan con más miga que corteza entonces le podéis dar forma de hogaza.

Como siempre he horneado en una cazuela de hierro fundido alargada parecida a esta cocotte,  ya sabéis que salen panazos en ellas, pero os digo cómo hacerlo sin cocotte, sobre bandeja o piedra de horno.

Es una masa algo pegajosa y pringosa, por lo que hay que amasar usando la técnica de Bertinet o amasado francés, o bien usar una amasadora con gancho o la panificadora, siempre haciendo pausas de reposo para que la masa no se sobrecaliente.

Otra técnica que siempre uso con mis panes y que me da estupendos resultados, a parte de no tenerme sacrificada y pendiente toda una mañana, es la fermentación en bloque en la nevera. Ya sabéis...el reposo amasa.


La receta puede parecer un tanto laboriosa, pero no es para tanto, con el pan hay que tener paciencia, sobre todo sí la temperatura ambiente es baja, ya que tardará más tiempo en levar.

Solo os digo una cosa, en casa me miraron raro cuando les dije de que era el pan, y cuando vieron el color de la masa pensaron que era un bizcocho. Al día siguiente vieron el resultado y me costo un poco convencerles para que lo probaran, pero ha sido un éxito rotundo, y en el trabajo que lleve un trozo también gustó mucho y sobre todo sorprendió bastante.

No sabéis los desayunos que me tomo cada mañana (porque congelé unos trozos para mis tostadas mañaneras), untado con mermelada casera de naranja. Para perder la cabeza!!!


Con esta receta participo en el concurso para bloggers organizado por Chocolates Valor. Deseadme mucha suerte!!

jueves, 26 de enero de 2017

Bizcobolas de chocolate y dulce de leche


Hoy toca una receta rápida y sencilla para poder disfrutar este fin de semana: Cake pops o bizcobolas de chocolate y dulce de leche.

Para hacer esta receta he usado la receta del bizcocho de chocolate sin huevos ni lacteos que hice para halloween, es un bizcocho muy sencillo de hacer, pero que a mi particularmente no me gustó mucho, pero me parece perfecto para esta receta ya que al combinarlo con el dulce de leche queda muy rico.

Es una receta perfecta para hacer con niños e ideal para fiestas infantiles. Sí no os gusta la idea del palito, podeís prescindir de él y presentarlo solamente en las cápsulas de trufa o mini cupcakes.

Se pueden espolvorear con sprinkles, almendra caramelizada en cubos, chocolate en polvo... lo que más os guste o tengáis en casa, o dejarlos simplemente con el chocolate.

Por supuesto estas bizcobolas se pueden hacer con los restos de cualquier bizcocho que tengáis en casa.

Bueno, pues al lío que esto es coser y cantar!


lunes, 23 de enero de 2017

Kouign Amann



Este verano hicimos un viaje precioso por Francia, subimos hasta Normandía y luego fuimos bajando por la zona de Bretaña y Las Landas. Además de ver paisajes preciosos, comimos unos dulces increíbles, sobre todo en Bretaña. Eso sí, cargaditos de mantequilla, como los Kouign Amann que os traigo hoy.

Visitamos muchos pueblos de cuento, bonitos a más no poder, entre ellos Dinan donde probamos los Kouign Amann. Pasé al lado de una boulangerie y los ví en el escaparate, me llamaban a gritos!, es que entraban por los ojos, imposible entrar y no comprar unos cuantos. Y así fue, compramos de varios sabores, con manzana, con limón... recién hechos, aun templados. Al principio compramos uno y como nos gustó tanto volvimos a por más!! 

Desde ese día, cada vez que los veíamos en alguna panadería los comprabámos, además de otros dulces típicos de Bretaña. Pero sin duda los Kouign amann junto con el gâteau breton fueron nuestros dulces preferidos de este viaje.



Por supuesto que ya me pusieron de tarea para la vuelta a casa, hacer los Kouign amann. Y mira por donde, que otro día paseando por Saint Malo me topé con un librito, "Desserts de Bretagne", y en la portada estaban estos deliciosos rollitos de mantequilla. Os podéis imaginar que lo compré sin pensarlo dos veces. 

La de veces que mi hija mayor me ha pedido que los hiciera!! Pero le he ido dando largas porque la receta tenía pinta de laboriosa. Pero la semana pasada me pidió por favor que los hicierámos, que ella me ayudaba. Y no me pude negar, nos pusimos el domingo manos a la masa. Sí me sigues en Instagram verías que subí un video del proceso y alguna foto. 

Solo os digo una cosa, paciencia, mucha paciencia y tiempo, porque hay que estar pendiente de pliegues y levados medio día. Pero os aseguro que la espera merece la pena porque están deliciosos. Eso sí, mantequilla y azúcar a porrón.


Antes de hacerlos he leido varias recetas y he visto videos antes de meterme en faena. Hay quien no hace pliegues sino que integra en varias tandas la mantequilla. La mantequilla que he usado es de media sal, la compré en Francia pero la tienen en Carrefour también, es importante que sea una mantequilla de calidad.

La harina que se usa es floja, la normal que usamos para los bizcochos o magdalenas, sin nada de levadura.

No es una receta para principiantes pero tampoco es super complicada. Os dejo un video que fue el que me sirvió a mi de ayuda para hacerlos, aunque mi receta es diferente, pero así os haceís una idea. Para ver el video de Chef Steeps pincha aquí

Es importante que desmoldeís inmediatamente después de sacar del horno y dejarlos reposar media hora sobre una rejilla para que adquieran la textura crujiente que los caracteriza. Cuando mejor están es recién hechos pero yo los tomé al día siguiente y me encantarón también. Tenéis que conservarlos, una vez fríos, envueltos en papel de aluminio. Con las cantidades que os indico salen alrededor de 12 Kouign Amann.

Ánimo y al lío que no es para tanto, sí yo puedo, tú también.

jueves, 19 de enero de 2017

Pan rustique de Jeffrey Hamelman


Con el frío que esta haciendo estos días estoy segura de que no os importará encender el horno, sobre todo sí el resultado es esta delicia de pan que tiene cero complicaciones.

La receta es de Jeffrey Hamelman de su libro "El Pan", un libro que vale su peso en oro y que junto con los de Iban Yarza son mis biblias panarras. Aunque recientemente se ha unido a la colección el de Dan Lepard del que ayer hice mi primera receta y nos gusto muchísimo, a ver sí la semana que viene la puedo publicar porque seguro que os gusta. Sí me seguís en Instagram, ayer publique unas fotos del resultado final, así como un vídeo del paso a paso en stories de instagram.


La receta de hoy lleva un prefermento, concretamente un poolish, en el que se mezcla harina y agua a partes iguales, con un 100% de hidratación , y una proporción muy baja de levadura, entre un 0,08-1%, y no contiene sal. El prefermento aporta extensibilidad a las masas lo que facilita el formado y le aporta un gran volumen. Hay que dejarlo que fermente a temperatura ambiente varias horas, dependiendo del porcentaje que lleve de levadura. 

Como siempre, he horneado en cocotte, en esta ocasión he usado una cocotte ovalada. Desde luego con el uso que les doy las estoy amortizando con creces, y es que los panes salen espectaculares, sin tener que estar pendiente de vaporizar el interior del horno o de colocar un recipiente. De todas formas os digo también cómo hacerlo sin cocotte. En la tienda online Claudia&Julia tienen varios modelos con importantes descuentos por sí os interesa.

Es una masa de amasado fácil, pero podéis usar una panificadora o una amasadora con gancho, eso lo dejo a vuestra elección.

La próxima semana publicaré lunes y jueves. Buen fin de semana!


lunes, 16 de enero de 2017

Brazo de gitano de jamón, queso y huevo hilado


Hacer en casa un brazo de gitano para rellenar de dulce o salado es más sencillo de lo que podemos pensar. Con tan solo tres ingredientes, harina, huevos y azúcar lo tendremos listo para usar en nuestros aperitivos o postres.

En esta ocasión lo he rellenado de jamón de york, queso cremoso y huevo hilado que es el relleno favorito de mis hijas.Pero se puede rellenar a gusto de cada uno, y esta receta os sirve tanto para dulce como para salado.

El truco para que la plancha de bizcocho no se rompe consiste en enrollar en caliente y dejar que enfriar, para posteriormente rellenarlo y volver a enrollar. El bizcocho lo he preparado con la thermomix pero se pude hacer a mano, os cuento cómo hacerlo. Lo importante es montar bien las claras a punto de nieve para que salga un bizcocho esponjoso, ya que no lleva nada de levadura para que quede planito. El montaje de las claras hará que quede muy esponjoso.

Sí lo usáis para una receta dulce, se le puede añadir canela o ralladura de cítricos, extracto de vainilla. Y podemos hacer la versión en chocolate, sustituyendo parte de harina por cacao en polvo sin azúcar. En el blog tengo un brazo de chocolate y oreo que os recomiendo porque es delicioso, para ver la receta pincha aquí.

Es una receta que gana con el reposo. Lo ideal es dejarlo un día en la nevera, de esta forma el bizcocho tomará cuerpo y al cortarlo no se os desmigará. Hay que guardarlo bien envuelto en papel de plata para que no se reseque.

Yo lo preparé para la comida de Reyes y fue un exitazo. Pero cualquier día es perfecto para degustar esta delicia.


El cuchillo que veis en la foto lo he comprado en Claudia&Julia aprovechando las rebajas, y es que me chiflan los cuchillos de Pallarés porque cortan que da gusto, os lo recomiendo!!

Esta semana volveré a publicar el jueves. Nos vemos!!

jueves, 12 de enero de 2017

Fideos con verduras en Thermomix


La pasta es un plato muy socorrido que suele gustar a todo el mundo. A nosotros nos encanta y una vez a la semana me gusta prepararla, y aunque a mis hijas les encantan los macarrones con atún, y los comerían a todas horas, intento ir variando y que vayan probando otras recetas de pasta, que aunque a mi me resulten más laboriosas que cocer pasta y agregar una lata de atún y tomate, lo prefiero mil veces.

Esta receta de fideos con verduras ha sido todo un descubrimiento que ya he preparado en varias ocasiones. La receta me la enseñó mi amiga Marta y se prepara íntegra en la thermomix, aunque se puede hacer sin problema sin ella.

Los fideos que vamos a usar son de los que se utilizan para hacer fideuá, son fideos gruesos que encontraréis en todos los supermercados españoles sin problema. Son los que también uso para los mac&cheese, otro de los platos favoritos de mis chicas.

La receta la tienes lista en menos de media hora. Además puedes dejar el sofrito hecho con antelación y dejar para el último momento el agregado de la pasta para tomarlos recién hechos. La receta original se hace con berenjena que yo he sustituido por calabacín, también se le pueden agregar guisantes congelados y quedan estupendos. El día que hice las fotos no se los puse porque no tenía, pero la primera vez que la hice se los puse y nos encantaron, el momento de añadirlos sería con la pasta y sin descongelar. Otro ingrediente que lleva la receta original es 1 cayena, pero yo no se la pongo, prefiero que cada uno le añada pimienta al gusto cuando la van a tomar.

Vamos a la receta, veréis que sencilla es.

martes, 10 de enero de 2017

Solomillo Strogonoff





Volvemos a la rutina tras las Navidades, dejamos los turrones, los roscones y demás dulcerías, además de todas las comidas ricas que nos hemos metido entre pecho y espalda, y volvemos a la comida del día a día, aunque esta receta bien la podemos preparar un día de fiesta.

El solomillo Strogonoff es un plato de origen ruso que desde hace tiempo quería probar. He visto diferentes modos de prepararlo, con mostaza, con coñac, con vino, con nata de cocinar , con crème fraîche.... Os dejo mi versión que en casa nos ha encantado, con vino blanco, nata de cocinar y sin mostaza, pero no descarto probar con coñac y el añadido de mostaza porque tiene que estar muy rico también.

Para cocinarlo, he usado una cocotte de hierro que además ahora las podéis encontrar rebajadas en la tienda de Claudia&Julia

A este plato le va muy bien una arroz blanco de acompañamiento, aunque unas patatas fritas también pueden ser perfectas. Sí además preparamos una ensalada, tenemos la comida lista.

Esta semana volveré a publicar el jueves una receta muy rica de pasta con verduras.

Nos vemos!!


martes, 3 de enero de 2017

Roscón de Reyes



Esta Navidad me propuse hacer un roscón de Reyes, y probando recetas al final nos hemos puesto las botas!! Creo que he hecho cuatro roscones hasta que he dado con la tecla. Pero lo que hemos disfrutado y los desayunos y meriendas que nos hemos metido entre pecho y espalda!! Además siempre acompañado de un buen tazón de chocolate caliente, como manda la tradición.

La receta es de Iban Yarza, como no!! A este paso creo que haré todas las recetas de sus libros!!

El roscón de Reyes era una de mis asignaturas pendientes, me daba mucho respeto, hace mil años, cuando ni tenía blog, ni hijas, ni ninguna experiencia reposteril, se me ocurrió hacer una receta que venía en el libro de la thermomix, madre mía, duro como las piedras, incomible, y encima lo repetí por sí a la segunda salía, pero ni para mojarlo en leche. Creo que me traumatice con el roscón, pero el tiempo lo cura todo, y además estos traumas hay que superarlos plantándoles cara. Pues eso he hecho yo, hacer roscones hasta que me han quedado como yo quería, rico, jugoso y esponjoso.

La receta no es complicada, aunque os seré sincera, tampoco es para principiantes. Se puede amasar a mano o usar un robot o la panificadora, eso os lo dejo a vuestra elección. A mi me gusta amasar las masas enriquecidas en la panificadora, así no me pringo cuando llega el momento de añadir la mantequilla. 

Una de las pegas del roscón es que hay que estar pendiente de los levados y se te puede ir medio día entregada en cuerpo y alma a él. Por eso, yo lo hago en tres días, que no cunda el pánico porque no es para tanto. El primer día o incluso dos días antes, hago la masa madre. Al día siguiente, por la noche hago la masa del roscón, pero en el primer levado en bloque, la masa la meto en la nevera y la dejo toda la noche. Al día siguiente, continuo con el formado, segundo levado y horneado. A mi me resulta mucho más cómodo, y además me organizo mucho mejor. 

Espero que os animéis a preparar vuestro roscón, siempre estará más rico que cualquier roscón de los que venden, eso os lo aseguro.

Que Sus Majestades se porten muy bien y os traigan todo lo que hayáis pedido.

Felices Reyes!!