martes, 14 de noviembre de 2017

Tortas de aceite y anís



Me encantan las tortas de aceite y anís, y de vez en cuando las compro pero tenía muchas ganas de prepararlas en casa, no es nada complicado, ya veréis.

Estas tortas son muy típicas en Andalucía, la verdad es que desconozco sí en otras zonas de España las venden en el supermercado, por aquí las encuentras sin problema, las genuinas son las de Inés Rosales. Así que sí en tu comunidad es difiícil o imposible hacerse con ellas, hoy te lo voy a poner fácil, porque la receta está chupada.


Son tortas crujientes, con la superficie acaramelada y con un sabor a anís delicioso. Entre sus ingredientes llevan aceite de oliva, obviamente, anís en grano, licor de anís y opcionalmente se le puede añadir ajonjolí.

Hay muchas recetas circulando por la red de estas tortas, pero yo he seguido la receta del libro de Ibán Yarza y Alma Obregón ¿Hacemos pan?. Este libro me chifla, he hecho muchas de sus recetas, como los molletes o los bollitos fáciles, que además son recetas que repito cada semana, en casa nos encantan. Os lo recomiendo junto con Pan Casero, y a ver sí me compro su nuevo libro, Pan de Pueblo porque no se yo sí voy a ser capaz de esperar a que me lo traigan los Reyes Magos, llevo demasiado tiempo esperándolo, y la verdad que está genial de precio para lo currado que está.

Bueno, vamos a la receta.




Tortas de aceite y anís


Ingredientes:


  • 112 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 170 gr de agua
  • 450 gr de harina de fuerza
  • 50 gr de azúcar + azúcar para espolvorear
  • la cascara de 1/2 limón 
  • 1 cucharada de anís en grano
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 8 gr de levadura seca de panadería
  • 50 ml de licor de anís dulce
  • 1 cucharada de ajonjolí 



Elaboración:


  1. Calentar el aceite con la cáscara de limón y el anís en grano en un cazo a fuego medio, no debe calentarse en exceso, lo justo para infusionarlo. Retirar del fuego y reservar.
  2. Una vez que esté tibio, retirar la cáscara de limón y añadir el anís y la levadura seca.
  3. Incorporar el azúcar y remover.
  4. Agregar el agua y mezclar hasta que todos los ingredientes líquidos estén bien mezclados. Agregar el ajonjolí
  5.  En un bol grande mezclar la harina con la sal, incorpora s los liquidos previamente mezclados y remover hasta conseguir una masa firme y que no se pegue, puedes ayudarte de una espátula o una cuchara al principio.
  6. Amasar dentro del bol, hasta que la masa esté elástica y lisa, entonces tapar con film transparente y dejar reposar a temperatura ambiente 1 hora y media, o hasta que haya doblado su volumen.
  7. Pasado el tiempo de fermentación, sacar la masa del bol, desgasificar un poco aplastandola suavemente.Hacer porciones de unos 30-40 gramos. Haz una bola con ella y extender con un rodillo o con la mano hasta que quede fina, como de 1-2 mm de grosor
  8. Preparar un plato llano con azúcar y pasar la torta por ambos lados. Presionar con la mano para que se quede pegada a la superficie.
  9. Forrar una bandeja de horno con papel vegetal o tapete de silicona y colocar las tortitas espaciadas unas de otras.
  10. Introducir en el horno precalentado a 220º con calor arriba y abajo. Hornear durante 10 minutos aproximadamente, hasta que comiencen a dorarse por los bordes y vigilando que no se quemen.
  11. Sacar del horno y dejar que enfrien sobre una rejilla. Una vez frias, conservar en un recipiente de cierre hermético.


2 comentarios: