miércoles, 27 de septiembre de 2017

Spanakopita.Triángulos de masa filo con espinacas y queso feta. Receta Griega


La spanakopita es un plato típico de Grecia preparado con un rellena de espinacas y queso feta que se envuelve en láminas de pasta filo pintadas con mantequilla o aceite de oliva. En esta ocasión he preparado triángulos pero se puede usar un molde alargado o redondo y hacerlo en forma de pastel. A mi me gusta más esta opción porque es perfecta para picotear y te ahorras el partir el pastel y que la masa filo se rompa en mil pedazos, pero claro, tiene la pega de hacer los triángulos. Como me ha sido imposible hacer fotos del paso a paso, os dejo el enlace a un blog para que lo veáis, solo tienes que pinchar aqui.

Nos han gustado mucho, aunque me han gustado más cuando los he preparado con queso fresco, porque el queso feta en casa no nos gusta demasiado. Las que veis en las fotos no las pincelé con huevo antes de hornear, pero os recomiendo que lo hagáis, a mi me gusta más como quedan.



Nos vemos la próxima semana!!

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Bizcochitos de mermelada de fresa y coco


Bueno, parece que poco a poco voy entrando en la rutina, tanto en casa como en el blog y estoy preparada para publicar una receta todos los miércoles. Hoy os traigo unos bizcochitos que he horneado en mini cocottes y que están riquísimos, rellenos de mermelada de fresa, no digo más.

Llevan mantequilla y aunque para la operación vuelta al cole y a la dieta normal, no es lo más aconsejable, ya os digo que merece la pena pecar un poquito, porque le dan un saborcillo delicioso. Además el toque a vainilla me pirra, y con el coco, que es un poquito nada más, casi, casi ni se nota, y el relleno que podéis poner a vuestro gusto, más o menos cantidad, hacen de estos bizcochitos un bocado delicioso.


Los he horneado en mini cocottes, y es que estas cazuelitas además de bonitas son muy versátiles, tanto en recetas dulces como saladas, en frío o en caliente, salsas, postres, bizcochos... y es que resisten perfectamente tanto el frío como el calor del horno. Con las cantidades que os indico en la receta tenéis para tres mini cocottes. Pero ya os digo que se puede hacer en un molde de bizcocho que tengáis por casa que no sea muy grande, incluso podéis usar cápsulas de magdalenas sin problema.


Para hacer la receta he usado un robot de cocina, ya que es importante batir bien el azúcar con la mantequilla para crear burbujas de aire para que luego los bizcochos suban bien. Aprovecho para comentaros que en la tienda online Claudia & Julia, tienen una oferta increíble de Kitchen Aid a 365 euros, sí os habéis planteado adquirir una, desde luego este es el momento.


Para la receta he usado la mermelada de fresa que venía en mi caja Degustabox de este mes. Ya sabéis que estas cajas se reciben todos los meses en el domicilio, llevan muchos y variados productos. Sí quieres recibir tu Degustabox cada mes, te dejo un código para que la primera caja te cueste 9,99 en lugar de 14, 99, gastos de envío incluidos. Este es el código B4ML6.

Nos vemos la semana que viene!!

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Mermelada de azofaifas y panela



Tras el parón veraniego en el blog, vuelvo con nuevas recetas, aunque será poco a poco porque aun sigo de vacaciones, me quedan poco días la verdad, y tengo que tomarme las cosas con calma jejeje. 

Empiezo septiembre con una mermelada de azofaifas y panela que está de escándalo. Estoy segura de que algunos no conocéis este fruto ya que no es muy común, aunque puede que la conozcáis por otro nombre como jujube, chichindra, azofeifa o azufaifo. Se trata de un fruto algo similar a la manzana pero más pequeño, aunque tengo que decir que nuestro árbol da unos frutos bastante hermosos, lo tenemos un poco asalvajado, nos imagináis los ramilletes de azofaifas que tiene, pero cuando comienzan a tomar color se estropean o se los comen los pájaros, así que tenemos que cogerlos algo verdes para poder comerlos.



Os diré que en casa solo le gustan a mi madre, bueno y a mis tíos. El caso es que viendo que el árbol este año ha dado una cosecha tremenda y que todos los días hay que recoger una buena cantidad del suelo, decidí hacer algo con ellos. Y la mermelada me pareció la mejor opción, además la he endulzado con panela, mucho más sana que el azúcar común.

¿Conocéis la panela? Seguro que la habéis empezado a ver en los supermercados (en carrefour y mercadona la he visto), y en herbolisterias. La panela es considerado el azúcar más puro, sin refinar, extraído directamente del jugo de la caña de azúcar. Tiene un color marrón oscuro, lo podéis ver en las fotos, y un sabor acaramelado. Su poder de endulzar es superior al del azúcar refinado por lo que os aconsejo que vayáis probando el dulzor y no pongáis toda la cantidad que he indicado en la receta. Os comento esto porque la primera vez que hice la receta, regalé botes a mis tíos y primos para que probaran el invento y me dieran el veredicto, y hubo a quien le pareció que estaba perfecto de azúcar y a otros que les resultó más dulzón. Lo que sí coincidieron todos es en ese sabor especial que le da la panela y que os aseguro que no conseguiréis si usáis azúcar refinada.



La receta la he hecho con la thermomix, pero os explico cómo hacerla por el método tradicional.
No sabéis que tostadas más buenas me tomo por las mañanas con mi brioche en panificadora y esta mermelada, deliciosa!
Espero que os animéis con la receta y me contéis qué os parece.