lunes, 15 de mayo de 2017

Granola casera



Hace un montón de tiempo que quería hacer esta receta de granola casera y no he querido dejarlo más. Me arrepiento de no haberla hecho antes porque está deliciosa, además la puedes hacer a tu gusto, añadiendo los frutos secos que más te gusten, frutas, semillas.... Granola casera totalmente personalizada.

Y lo mejor de todo es que se hace sin sentir, mezclar ingredientes y hornear unos minutos. Eso es todo!! Sale bastante cantidad por lo que sí lo guardas en un recipiente hermético podrás degustarla como el primer día durante al menos un mes, eso sí no te la tomas antes!!



Como vereis yo le he puesto aceite virgen de coco, que lo compro en Claudia & Julia, y al que me estoy aficionando bastante. También se le pude poner aceite de almendras, de avellanas, de nueces, de sésamo o de de girasol sin problema. Otro ingrediente es el sirope de arce, que lo podéis comprar en muchos supermercados, pero se puede sustituir por miel sin problema. La avena os recomiendo que la compréis ecológica, la encontráis en supermercados, tiendas online y herbolarios. El azúcar se puede sustituir por panela, azúcar moreno o azúcar de coco.

En cuanto a los frutos secos, esto va un poco a gusto de cada uno. En casa somos unos forofos de las nueces, y las de pecan nos chiflan. Ahora las venden peladas y envasadas en el Lidl. Pero se le puede poner nueces comunes. Yo le he puesto de ambos tipos. Otros fruto seco que le va muy bien es la avellana, que yo no le puse porque soy la única de casa que le gustan. También es una buen opción añadirle almendras, o anacardos ¿ por qué no?


Y pasamos a las frutas, esto también es a gusto de cada cual. Yo le puse un poco de todo, pasas, piña, fresa, grosellas, papaya y orejones. Pero también le podáis añadir arándanos, plátano, coco, dátiles... personalizarlo a vuestro gusto.
Las frutas las añadiremos al final, una vez que lo hayamos horneado y cuando la granola ya esté fría.
Como a mis hijas no les gustan todas las frutas que yo le puse, lo que hice fue dividir la granola en dos tarros, una con fruta y otra sin fruta. Además dejé fruta  a parte para que ellas le añadan la fruta que les gusta. Ya veis que más personalizada no puede ser.


En cuanto a las semillas, también va a gusto de cada cual y de lo que tengáis por casa. Yo le añadí una mezcla de semillas ecológicas que había comprado en el Lidl, con pipas de calabaza, de girasol, piñones, amapola y sésamo. A demás le puse una cucharada de semillas de chia que suele usar en mis panes. También le va genial las semillas de lino que además están cargadas de fibra.

La receta la he extraído, aunque adaptándola a mi gusto, del libro La cocina rápida de Lorraine Pascale, que por cierto, me encanta este libro, mucho más que su último libro La cocina sana de Lorraine Pascale, que también lo tengo y del que ya os enseñaré alguna receta.


La granola está deliciosa con yogur o con leche. Aunque tengo que confesar que yo de vez en cuando meto la mano en el bote y me la tomo a puñados.

Vamos a la receta.




Granola casera

Ingredientes:

  • 120 ml de jarabe de arce o miel
  • 25 gr de azúcar 
  • 50 gr de aceite virgen de coco bio-orgánico 
  • 400 gr de copos de avena ecológicos
  • 150 gr de nueces pecanas
  • 60 gr de nueces de California
  • 40 gr de semillas variadas (girasol, calabaza, sésamo, lino...)
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 1 cucharada de canela molida
  • fruta deshidratada al gusto (orejones, fresas, piña, pasas, papaya, plátano)

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 170 ºC con calor arriba y abajo
  2. Forrar dos bandejas grandes con papel de hornear.
  3. Poner el jarabe de arce, el azúcar y el aceite en un bol grande y mezclar bien.
  4. Agregar los copos de avena, las semillas, las nueces y la canela. Remover y amasar con las manos para que todo quede bien impregnado.
  5. Verter la mezcla en las bandejas y extender uniformemente.
  6. Hornear 15-20 minutos hasta que esté dorada.
  7. Retirar del horno y dejar que enfríe por completo antes de añadir la fruta deshidratada.
  8. Se conserva hasta un mes en un recipiente hermético.




No hay comentarios:

Publicar un comentario