martes, 27 de diciembre de 2016

Pastel de Salmón. Receta de Navidad

 A punto de finalizar el año, no quería dejar de pasarme por el blog para desearos mis mejores deseos para este año que está a punto de comenzar. Además quería compartir con vosotros esta deliciosa receta de Pastel de salmón, para que la podáis hacer para la cena de Noche Vieja o la comida de Año Nuevo, porque es una receta de fiesta.


La receta la vi en Instagram a Miriam de El invitado de invierno, y me llamo mucho la atención, me entro directamente por los ojos. Cuando leí los ingredientes, no me lo pensé dos veces, para la cena de Noche Buena la tenía que hacer. Y me alegro mucho de haberla hecho, porque no sabéis el éxitazo que ha tenido, fue uno de los platos estrella de esa noche. Las fotos las hice directamente en la mesa, de aquella manera, pero es que quería tener la receta lista para antes de la noche de fin de año, para que la podáis hacer y triunféis con esta super receta.

Además de lo rica que está, y al contrario de lo que pueda parecer, no es nada empalagosa, sino más bien todo lo contrario, resulta muy refrescante, es una receta que hay que preparar con antelación para que se asiente y podáis disfrutar de su exquisito sabor. Este pastel de salmón mejora mucho con los días, yo lo hice el 23 por la mañana y el día 25 estaba aun más rico si cabe que la noche del 24.


Entre sus ingredientes lleva apio encurtido, que os puede tirar en un principio un poco para atrás, pero no sabéis lo bien que le va, nadie sabrá que es apio, pueden pensar que son pepinillos. Lleva queso cremoso y Créme Frâiche, que encontraréis en la zona de refrigerados junto con la nata, son unos tarros redondo, yo lo compro en Carrefour, pero creo que en Mercadona también la tienen. También lleva eneldo fresco que podéis sustituir por eneldo seco. Y aunque mi receta no la lleva porque no lo encontré por más que le di mil vueltas a los puestecillos del mercado, lleva cebollino picado que estoy segura que le tiene que ir a las mil maravillas.

El encurtido de apio se hace dos horas antes, pero yo lo deje casi 24 horas porque no pude hacer el pastel antes, y quedo perfecto.

Bueno, la entrada la he hecho deprisa y corriendo porque no pensaba publicar nada  hasta el día 2 o 3 de enero, pero tenía que enseñaros la receta con tiempo y así la hacéis para Noche Vieja, que os van a hacer la ola, eso os lo garantizo.

Feliz 2017 

martes, 20 de diciembre de 2016

Vanillin-Gipfeli: Galletas Navideñas Suizas



Estas galletas navideñas típicas de Suiza, de nombre impronunciable, Vanillin- Gipfeli, y con forma de media luna o cuerno, son una delicia total y absoluta, vainilla y almendra no os digo más.

Las había visto alguna vez pero nunca las había probado, además no sabía que llevaban almendra, así que cuando se las vi a Kim en su blog Cuky's Cookies, me falto tiempo para meterme en faena. Que cosa más rica, son tan suaves y delicadas al paladar.....y a pesar de llevar almendra no es un sabor que predomine mucho, pero les da un toque muy especial. Son las típicas galletas que sabes que vas a repetir más de una vez, y desde luego no vamos a esperar a la Navidad para volverlas a hacer.


Hace unos meses Kim contacto conmigo para invitarme a sus meriendas con Cuky, y por supuesto que acepte su invitación , faltaría más!! Como ella ha tenido ese detalle conmigo, he pensado que sería buena idea elaborar alguna de sus recetas para mostrarle mi agradecimiento. En las fechas que estamos no dude en hacer algún dulce navideño de los que tiene en su blog, y al final me decidí por estas galletas, menudo acierto!!. Gracias guapa por la invitación y por la receta, nos han encantado, exitazo rotundo.


Os invito a que os paséis por su blog para ver la entrevista que me ha hecho, y así de paso sabréis un poco más de mi

Son unas galletas perfectas para regalar, en una caja de latón o un bote bonito, un detalle precioso y además delicioso. Y ahora vamos a pasar a la receta que además es bastante sencilla. Con las cantidades indicadas salen alrededor de 40 galletas.

Además tenéis la vídeo receta en mi canal para que no os quede ninguna duda sobre la elaboración de la misma.


Y no te olvides de suscribirte a mi canal!!

lunes, 19 de diciembre de 2016

Pastel de pollo trufado con champiñones



Estamos en la cuenta atrás para la Navidad, y en el blog seguimos recopilando recetas para estos días de reuniones familiares y de amigos. Hoy os propongo una receta sencilla que además podéis dejar preparada con antelación ya que mejora tras el reposo: Pastel de pollo trufado con champiñones

Este pastel lo podemos servir como un fiambre o acompañarlo de una salsita caliente, mejora mucho con el reposo ya que se va asentando e impregnándose de todos los sabores de la carne y la trufa. En casa ha gustado mucho, y seguramente caerá estas Navidades.

No es para nada complicada, mezclar ingredientes y al horno. He usado contramuslos de pollo deshuesados porque me resultan más jugosos que la pechuga de pollo. Hay que dejarlo macerar unas horas antes, pero mucho mejor durante toda la noche, una vez macerado y salteado lo picamos con una picadora o con un robot de cocina, yo he usado la thermomix. 

También lleva trufa troceada, que la encontraréis en muchos supermercados, yo la compré en carrefour, viene en unos botes pequeñitos, no os será difícil encontrarla, sobre todo en estas fechas.

Sale un pastel grandecitos, por lo que tenéis dos opciones, hacerlo en dos moldes pequeños de plum cake o terrina como este  o usar uno grande como este o este otro. La cocción en el horno se hace al baño maría para que quede jugoso.

Mañana volveré a publicar receta dulce y navideña, y a finales de semana os dejaré un recopilatorio con todas las recetas navideñas que tengo publicadas en el blog, tanto dulces como saladas. Pero mientras os dejo el enlace a la revista que han preparado el equipo de Claudia&Julia con un montón de ideas, recetas y consejos para esta Navidad, la descarga es totalmente gratuita, solo tienes que pinchar aquí para descargarla




viernes, 16 de diciembre de 2016

Plätzchen:Galletas alemanas de Navidad



Galleteando voy, galleteando vengo. Así llevo una semana, sin parar de hornear cosas ricas, y os aseguro que estas galletas se llevan la palma. Pero que ricas!! 

Plätzchen o galletas alemanas de almendra y mantequilla que le he copiado a mi amiga Bea; ella las publico hace un par de años y recuerdo que cuando las vi me chiflaron, pero fue esta semana que subió la foto a su perfil de Ig y me las recordó. Tarde 0,2 en ponerme con ellas..... tardamos 0,1 en comerlas una tras otra. Son de esas galletas que no puedes dejar de comer, avisados quedáis!! Solo digo que hagáis el doble o el triple de los ingredientes de la receta para que al menos os duren 24 horas.

Bea le puso dos sobres de azúcar avainillado y 80 gr de azúcar, pero yo no tenía sobrecitos de azúcar avainillado, así que le puse 100 gr de azúcar normal y 1 cucharadita de extracto de vainilla que para mi gusto le aporta más sabor a vainilla que los sobrecitos. Podéis hacerlos de cualquiera de las dos maneras.

La masa hay que dejarla reposar en la nevera al menos media hora, yo la deje toda la noche. Al llevar la mantequilla fundida, tras amasar todos los ingredientes, queda una masa muy blandita, al meterla en la nevera, endurece y es mucho más sencillo trabajarla. Yo suelo poner un tapete de silicona, y sobre la masa film transpartente, y así no se me pega la masa al rodillo. 

Con estas cantidades tendréis que hornear en dos tandas, os sugiero que dividáis la masa en dos, y mantener la otra bola de masa en la nevera hasta que terminéis con la primera. Incluso se pueden cortar las galletas y dejarlas en la nevera hasta que las metáis al horno, así estarán duras y no se deformaran al introducirlas al horno.

Tardan unos 20 minutos en estar listas, cuando comiencen a dorarse, y aunque parezcan que aun están blanditas, no las dejéis mucho más, cuando se enfrían terminan de endurecer, como ocurre con todas las galletas. Hay que dejarlas que enfríen sobre una rejilla pero no las traspaséis inmediatamente ya que se pueden romper, hay que dejarlas sobre la bandeja del horno unos 10 minutos y luego pasarlas a la rejilla con cuidado. Una vez frías, guardar en un recipiente de cierre hermético, sí sois capaces de no comerlas todas de un tirón!!

Nos vemos el lunes con receta salada y navideña. Pero este fin de semana os quiero horneando esta delicia, me lo vais a agradecer!

martes, 13 de diciembre de 2016

Solomillo al Pedro Ximenez con dátiles y pasas. Receta de Navidad


Imagino que ya estaréis pensando en las cenas y comidas de Navidad, así que una receta salada os puede venir al pelo, además es rica y muy sencilla, solomillo de cerdo con una salsa a base de vino Pedro Ximenez, dátiles y pasas. Veréis que rica está.

Esta receta es de una amiga de mi madre, que cuando la vea se va a echar las manos a la cabeza porque la he tuneado bastante, no por nada, simplemente quería probar cómo quedaba con los añadidos que le he puesto, y la verdad es que sale muy rica también. La receta original no lleva ni cebolla ni caldo de pollo, y además de los dátiles y las pasas llevar piñones, y la salsa no va triturada. Piñones no tenía y tampoco nos gustan demasiado, el caldo de pollo se lo añadí para que me saliera más salsita y la cebolla porque pensé que le quedaría muy bien. Lo de triturar la salsa ha sido causa de fuerza mayor, sí mis hijas ven los dátiles y las pasas son capaces de comerse el solomillo a palo seco, así que ojos que no ven..... De todas formas me ha gustado mucho como queda la salsa triturada.


Lo he hecho con solomillo de cerdo normalito pero para Navidad lo repetiré con un cerdo ibérico, que la ocasión bien lo merece. Los medallones de solomillo los cortáis del tamaño que os gusten en casa, y el tiempo de cocción dependerá de cómo os guste la carne de pasada, como en casa estamos mitad y mitad, poco hecha y bien hecha, lo que hago es que corto medallones de dos tamaños, de un dedo de grosor y otros más gorditos para que se quede la carne menos hecha y así todos tan contentos.

Tengo intención de hacer otro plato salado para que os sirva de inspiración para estas fiestas, espero tener tiempo y hacerlo esta semana. Tengo preparadas para la semana que viene unas galletas navideñas y este año publicaré un roscón, que ya va siendo hora!! Pero hasta que no me salga perfecto no paro, ahora mismo estoy con la operación roscón, llevo dos roscones en una semana, creo que ya he dado con la receta definitiva, solo falta repetirlo, fotografiarlo y publicar la receta para que vosotros también os pongáis con las manos en la masa.

El viernes os espero con un recopilatorio de recetas navideñas, dulces y saladas. Nos vemos!!


miércoles, 7 de diciembre de 2016

Cordiales. Receta de Navidad


Los cordiales son un dulce navideño típico de Murcia que están elaborados con almendra, huevo, azúcar y cabello de ángel. Una delicia para el paladar.

Como mi familia política es murciana, no hay Navidad en la que no los tome, los solemos comprar en las panaderías del pueblo, pero nunca se me había ocurrido hacerlos en casa.

El año pasado, mi cuñada que también es murcianica, apareció con un cargamento de cordiales, para alimentar a todo el vecindario, auque estaban tan ricos que no necesitamos pedir ayuda a nadie, nos los comimos nosotros solitos sin rechistar. Me propuse que al año siguiente los tenía que hacer sí o sí.


Y este año, antes de que se metiera la Navidad de lleno la llame para que me diera la receta y meterme en faena cuanto antes, para poder saborearlos como se merecen, que luego llegan las comilonas y no se disfrutan igual de bien.

En una semana los hice en dos ocasiones, las dos veces hice la mitad de la receta que ella me dio porque no quería apabullar al personal, que todavía nos quedan muchos dulces que probar!! La primera vez además le puse un poco menos de azúcar y de huevo, y con todo y con eso me quedaron muy dulces ya que la cantidad de cabello de ángel se lo puse a ojo. Pero estaban deliciosos, blanditos y jugosos. Exitazo, duraron "na y menos".


Yo les puse una pega, y es que al hornearlos se me quedaron muy aplastados y a mi me gustan que se queden como bolitas. Así que me puse con la siguiente hornada, ajuste la cantidad de azúcar, el cabello de ángel le deje la misma cantidad, y guardé  la masa en la nevera durante media hora para que al hacer las bolitas no se quedara tan blandas y en el horno no me quedaran aplastados, algo parecido a lo que hago cuando horneo galletas. El resultado es el de las fotos, redonditos y jugosos, ya tenemos la receta definitiva!!😊

De la receta original de mi cuñada yo he hecho mi versión, además de los cambios que os he comentado, le he añadido azúcar y canela por encima. El cabello de ángel yo lo he introducido con el resto de ingredientes pero muchas recetas lo ponen en el centro de la bolita, a mi me gusta más así, porque nadie sabe que lo lleva, así, sí haya alguien que no le guste mucho, ni se va a enterar, pero ahí está cumpliendo su función de endulzar y aportar jugosidad.

Con las cantidades que os indico salen alrededor de 30 unidades que además se hornean en una vez. 

Importante: sí quereís que estén a la altura, os aconsejo que useís una buena almendra, nada de la almendra molida que venden en el super. Además no queremos una harina de almendras, queremos encontrarnos los trocitos de almendra al masticar. Sí compras almendra con piel, pon agua a hervir, viertela en un cuenco, pon las almendras dentro y las dejas un buen rato, y ya veras que la piel se va casi sola, con tocar la almendra se desprende.

Cordiales murcianos una esquisitez navideña que no podeís perderos 😋😋

viernes, 2 de diciembre de 2016

Cebolla caramelizada


La cebolla caramelizada es un fondo de armario al que se le puede dar mucho uso en la cocina. Es una receta muy sencilla de hacer y que lo único que requiere es estar pendiente durante media hora de  ir removiendo de ven en cuando.

He visto muchas recetas de cebolla caramelizada, a la que se le añade azúcar , vino dulce tipo Pedro Ximenez, incluso versiones que se hacen con la thermomix. Yo he optado por la receta que me resulto más sencilla y que únicamente lleva cebolla y bicarbonato, la cebolla se cocina a fuego lento y con algo más aceite del habitual para que no se tueste, el azúcar que contiene la cebolla se va caramelizando por efecto del calor. Yo he usado una cocotte baja para hacerla porque me gusta mucho como reparten el calor de manera uniforme, pero se puede usar cualquier otra cazuela o sartén


Hace tiempo que quería hacerla en casa, siempre compraba los tarritos pequeños del super pero la verdad es que no merece la pena porque la versión casera es más rica y saludable, es verdad que no aguanta tanto como la que compras porque no lleva ningún tipo de conservante, pero sí quieres que te dure mucho tiempo solo tienes que limpiar muy bien los botes de cristal hirviendo durante 15 minutos, poner a escurrir sin tocar el interior del frasco., después de rellenar los botes, los cerramos y los introducimos en una cazuela al baño maría durante 30 minutos. Así se esterilizan y se conservan al vacío durante un año aproximadamente. Ya que nos ponemos hacemos una buena cantidad para tener provisiones durante todo el año.


Sí solo quieres tener una pequeña cantidad, como la que indico en la receta, se conservan en la nevera en perfecto estado durante 15 días.

La cebolla caramelizada la podéis añadir a vuestras tortillas de patatas, en aperitivos acompañando a queso tipo rulo de cabra como el que veis en las fotos, en rellenos de carne como este solomillo al hojaldre, también la podéis incorporar a la carne de las hamburguesas o de las albóndigas, a los quiches..... como veis es una receta muy versátil. Y sí la queréis presentar en la mesa para que vuestros invitados se la puedan añadir a gusto a quesos,pates... las mini cocottes son una opción muy bonita y elegante para presentarla en la mesa, ¿no os parece?, un regalo muy bonito para esta Navidad😉