jueves, 27 de octubre de 2016

Pan de Muerto. Receta de Halloween


El pan de muerto es un pan dulce de origen mexicano que se consume tradicionalmente el 2 de noviembre. Existen varias versiones sobre su origen, pero sobre todo hacen referencia a sacrificios humanos que presuntamente realizaban los Aztecas, cuando una princesa era ofrecida a los dioses, su corazon se introducia en una olla llena de amaranto para después morderlo en señal de agradecimiento. Cuando los españoles se encontraron con semejante práctica, la cual no apoyaban, elaboraron un pan de trigo en forma de corazón,bañado en azúcar .

Según la zona de México, este pan se elabora dándole diversas formas y sabores, con diferentes técnicas e ingredientes.

La forma tradicional del pan de muerto es la que yo he hecho, la corona superior representa el cráneo del difunto, y las canillas de los lados representan los huesos. Sin embargo para otros, la parte superior simboliza el corazón de los muertos y el sabor a azahar es un distintivo para recordar a los fallecidos.

Los mexicanos tienen un refrán para explicar lo que significa el pan de muerto:
 "Llévate mi alma , quítame la vida, pero de mi pan de muerto, ni una mordida"
Mejor no pensar en lo que puede representar y nos lo comemos sin más, ¿no os parece?


La receta la he tomado de Eva de Bake Street, que a su vez la vio en el blog de Hilmar de Mis recetas favoritas. Es un pan con un sabor parecido al roscón de reyes, al menos a mi me lo parece, recién hecho está que te mueressss, y nunca mejor dicho, pero a medida que pasa el tiempo, sobre todo al día siguiente la verdad es que pierde y se está más seco. Con esta receta salen dos panes, tenéis varias opciones, regalar uno, comeros los dos, congelar uno, o sí os sobra y se queda seco, reconvertirlo en un pan de calatrava o hacer un pudding como este, que es lo que yo hice.

La receta no es complicada, es una masa parecida a la del brioche por lo que hay que trabajarla bien antes de añadir la mantequilla. Hay que respetar los tiempos de levado, para que luego al montarlo y hornearlo no se nos venga a bajo el estandarte de huesos y cráneo.

Lo podéis espolvorear con azúcar glas una vez horneado y frío o pintarlo con leche y azúcar granulado antes del horneado, esto último fue lo que yo hice. La receta puede parecer algo liosa, ya que hay que separar la masa en dos, luego hacer otro tanto con la masa restante, leer con detenimiento antes de meteros en faena.

Vamos a la receta!!

Pan de muerto


Ingredientes:
  • 500 gr de harina de fuerza
  • 5 gr de levadura seca de panadero
  • 5 gr de sal
  • 140 gr de azúcar
  • 130 gr de leche entera
  • 2 huevos grandes
  • 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 15 gr de agua de azahar
  • ralladura de una naranja
Para pintar el pan:
  • 1 huevo batido
  • Azúcar granulado

Elaboración:


El primer día:

+Amasado a mano
  1. En un bol grande ponemos todos los ingredientes excepto la mantequilla. Mezclamos con las manos hasta obtener una masa homogénea.
  2. Pasamos la masa a la superficie de trabajo y continuamos amasando. Alternar tiempos de amasado y reposo, amasar 2 minutos, reposar 10 minutos.
  3. Una vez que tengamos una masa homogénea, vamos añadiendo la mantequilla poco a poco. Haremos igual, alternar amasado y reposo.
  4. Una vez que la masa esté lista, bolear e introducir en un recipiente engrasado con aceite. Tapar con film transparente y dejar levar a temperatura ambiente 1 hora e introducir en el frigorífico y dejar levar toda la noche, incluso se puede dejar 24 horas sin problema
+ Amasado en robot
  1. Colocar todos los ingredientes en la cubeta de la amasadora a excepción de la mantequilla. Amasar a baja velocidad durante 3 minutos.
  2. Incorporar la mantequilla y amasar a velocidad baja 2 minutos, aumentar la velocidad y amasar hasta que la mantequilla esté totalmente integrada. 
  3. Bolear e introducir la masa en un bol aceitado, tapar con film transpartente y dejar levar 1 hora, introducir después en la nevera durante toda la noche o de un día para otro.

Segundo día:


  1. Sacar la masa de la nevera y dejar a temperatura ambiente durante 45 minutos aproximadamente.
  2. Volcar la masa en la superficie de trabajo limpia y sin harina. Dividir la masa en dos partes iguales.
  3. Cogemos una de ellas y la otra la dejamos tapada para que no se reseque la superficie.
  4. Pesamos las piezas y cortamos 1/3 de su peso (lo usaremos para decorar el pan). Con los 2/3 restantes formaremos el pan.
  5. Coger la masa (los 2/3 de masa) y hacer con ella un atillo, coger los extremos de la pieza y plegar hacea el centro, voltear la pieza y bolear ejerciendo tensión con el canto de la mano en la base de esta, de un lado para otro, hasta que tengamos la bola formada.Colocar sobre una bandeja forrada con papel de horno.
  6. Cogemos la masa destinada para decorar el pan, que era 1/3 de la masa. Dividir en 4 partes iguales de unos 40 gr cada una. Una será la cabeza del pan y el resto los cordones.
  7. Boleamos una de ellas del mismo modo que hicimos con la base del pan y colocamos en la bandeja.
  8. Formamos los cordones: les damos una longitud de unos 20 cm y les damos forma simulando huesos,con la ayuda de los dedos o del canto de la mano, marcar y a finar la mitad del cordón y luego en la mitad de las porciones que quedan a cada lado hacemos lo mismo. En total tendremos 4 huesos. Colocar en la bandeja.
  9. Hacemos lo mismo con el otro pan.
  10. Tapar con un paño y dejar levar sin formar el pan durante 2 horas aproximadamente, hasta que duplique su volumen.


Montaje de los panes

Colocar los huesos sobre el pan con cuidado ya que se queda adherida y no se pueden recolocar. Sí sobra mucho cordón, remeterlo por la base del pan. Colocar la cabeza encima, apretar ligeramente para asegurarnos que queda bien colocada


  1. Pincelar los panes con huevo batido y una cucharada de azúcar
  2. Introducir los panes en el horno precalentado a 200º con calor arriba y abajo y sin ventilador, durante 20 minutos, luego bajar la temperatura a 180º y hornear 10 minutos más. Sí se tuestan en exceso, se pueden tapar con papel de aluminio en el último periodo de horneado.
  3. Sacar y dejar enfriar sobre una rejilla


3 comentarios:

  1. La historia es un poco truculenta pero este bollo queda muy rico con toda seguridad, es una masa parecida a la Toña Alicantina pero con un fermentado más lento por llevar sólo 5 gr de levadura. Te ha quedado con una pinta estupenda. Se ve muy esponjosa.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Qué rico! Se ve una miga exquisita!
    No lo conocía pero me lo anoto!

    ResponderEliminar
  3. Este pan lo hice el año pasado y me encantó. Está delicioso.
    Te ha quedado perfecto

    ResponderEliminar