jueves, 28 de junio de 2012

Tarta de Queso y Limón


Una tarta muy refrescante para estos dias de calor, muy fácil de hacer y, lo mejor  es que no necesita horno.
Se puede tomar sola o acompañada de mermelada, nosotros con mermelada de zarzamora casera, la hice este otoño pasado y ayer me encontré un tarro perdido en la nevera, con la tarta de queso es la que más me gusta.
Como la tarta necesita cuajar, lo ideal es hacerla la noche de antes para que al día siguiente este perfecta.




Ingredientes:

1 paquete de galletas maria
150 gr de mantequilla derretida
1 sobre de gelatina de limón
1 tarrina de queso tipo filadelfia
2 briks pequeños de nata liquida


Preparación:

Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla derretida.


Con esta base forramos un molde desmontable e introducimos en el frigorifico durante un par de horas para que se compacte.


Pasado este tiempo vamos a preparar el resto de la tarta:
En un bol mezclamos la nata con el queso, podemos ayudarnos de la batidora o de la thermomix.



Calentamos en el microondas 200ml de agua, durante un minuto aproximadamente, vertemos el sobre de gelatina y lo disolvemos bien con la ayuda de una cuchara.


Mezclamos la gelatina con el queso y la nata


Vertemos sobre la base de galletas.


Dejamos que cuaje en la nevera durante unas 12 horas.
Desmoldamos y la tomamos sóla o acompañada de mermelada de fresa, tomate, frambuesa o mora , que es como la hemos tomado nosotros.


miércoles, 27 de junio de 2012

Castillo Nevado




Se acerca el cumpleaños de mi hija Carmen y , aunque volveré a hacer la tarta tren que tanto éxito tiene siempre entre los niños, pensé en hacer algo más, cake balls y algún bizcocho divertido. Y vi este molde tan chulo en la tienda A Loja do Gato Preto, y lo compré , además es que estaba fenomenal de precio...
Cuando Carmen vio el molde se puso contentísima, pero es incapaz de esperar hasta el 12 julio que es el cumple, quería probarlo antes para ver que tal quedaba, y la verdad es que yo también.



Pues esta tarde nos hemos puesto las dos con el bizcocho. No he querido ponerle ningún ingrediente raro, a los que ultimamente me estoy aficionando , así que he hecho el de las medidas de yogur pero añadiéndole cacao en polvo.
Pues lo hemos hecho así, pero cuando lo hemos volcado en el molde sólo cubría la mitad de este , con lo cual el castillo no iba a salir, pues, deprisa y corriendo, porque ya tenía el horno caliente, he hecho otro bizcocho, pero esta vez sin el cacao, de esta forma se ha quedado un bizcocho a dos colores, tipo  pastel de mármol.
Después lo hemos adornado con azúcar glass para simular nieve en las almenas, a quedado monísimo y riquisimo. No sabíamos por donde clavar el cuchillo y al final nos hemos comido una almena para ir abriendo boca.



Aquí os dejo la receta.


Ingredientes:

Para el bizcocho de chocolate:

 3 huevos
1 yogur natural
2 medidas de azúcar
3 medidas de harina
1 medida de cacao en polvo
1/2 medida de aceite de oliva
1 sobre de levadura

Para el bizcocho blanco:

3 huevos
1 yogur natural
2 medidas del yogur de azúcar
3 medidas de harina
1/2 medida de aceite de oliva
1 sobre de levadura

Preparación:

En un cuenco batimos los huevos, añadimos el yogur, incorporamos bien.



Usando el envase del yogur para las medidas vamos incorporando el azúcar, el caco y la harina con la levadura.



Mezclamos todos los ingredientes bien.

Volcamos en el molde.



Ahora hacemos el bizcocho blanco, el que no lleva chocolate. Lo haremos exactamente igual que el anterior.
.

Una vez que están todos los ingredientes bien integrados lo volcamos sobre la mezcla de chocolate.




Introducimos en el horno que tendremos precalentado a 180 grados, calor arriba y abajo, durante una hora aproximadamente.
Cuando al introducir el palito este salga limpio, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar.
Desmoldamos con mucho cuidado y paciencia, pues el molde tiene muchos recovecos, una vez que el bizcocho ya esté frío.




Lo decoramos con azúcar glas.



Cuando lo cortéis es cuando apreciareis los dos bizcochos.




Riquísimo!!!

jueves, 21 de junio de 2012

Cake Pops de Philadelphia con Milka y Coco


No he podido resistir la tentación, los he vuelto a hacer.He variado un poco el bizcocho y el frosting, y los he decorado con coco rallado, pero están igual que siempre: DELICIOSOS!!!
El chocolate para cubrir el cake pops os recomiendo que sea negro o con leche porque queda mas vistoso con el coco.
No me quiero repetir porque se hacen igual que los otros, pero pondré un resumen para refrescar la memoria. De todas formas si quieres ver la receta con todo detalle pincha aqui.



Ingredientes:

 Para 20 unidades:
300 de bizcocho desmigado
150 gr de queso Philadelphia con Milka
1 tableta de chocolate negro
Coco rallado



Preparación:

Desmigamos el bizcocho elegido.


Lo mezclamos con el queso



Uniéndolo bien y con paciencia, hasta obtener una masa compactas, como esta:


Hacemos las bolitas y las introducimos en el frigo unos 10 minutos




Troceamos el chocolate y lo derretimos el chocolate en el microondas


Yo le he añadido 2 cucharaditas de azúcar glas y 2 cucharadas de leche, para suavizarlo un poco ya que a las niñas no les gusta tan negro, pero era el que tenía en casa.



Finalmente ha quedado así:


Sacamos las bolitas del frigo y mojamos la punta del palo o de la brocheta en el chocolate. Lo clavamos en la bola hasta la mitad y lo introducimos durante media hora en el frigo.


 También se pueden poner en una bandeja, no es necesario el molde.



Pasada la media hora, y no antes, pues sino corréis el peligro de que se os suelte la bola del palo, los bañamos con el chocolate, y seguidamente lo espolvoreamos con el coco rallado.


Los conservamos en la nevera, si es que no os los coméis antes.

Tengo que confesar que en el proceso de bañarlos en el chocolate se me soltaron unos cuantos de palo, las prisas, la hora de ir a recoger a las niñas al cole... Pero los puse en los papelitos de las magdalenas y los convertí en cake balls, aquí no se tira nada!!!


miércoles, 20 de junio de 2012

Pan Mediterráneo en Panificadora


Esta es la primera receta de pan que cuelgo en el blog, ya era hora!!!. La verdad es que desde que tengo el blog no había utilizado la panificadora nada más que para hacer bizcochos.
Aprovechando unos tomatitos secos que tenía en la nevera me he decidido con la receta, la he hecho en varias ocasiones y nos gusta mucho. Las otras veces también le he añadido aceitunas negras deshuesadas pero esta vez no tenía, pero que sepais que le va muy bien.
He utilizado harina de fuerza porque la tenía en casa, pero normalmente la hago con harina normal y sale perfecto.
La levadura me gusta utilizar siempre la misma, levadura de panadería de la marca Maicena. Antes usaba la levadura fresca de Mercadona, pero no me gusta el sabor que le da al pan, en fin, es cuestión de gustos, pero yo recomiendo la levadura seca.
A mi me gusta poner la mitad de agua y la mitad de leche porque así sale más crujiente la corteza. Pero se puede hacer unicamente con agua.
Y esta es la receta:


Ingredientes:

450 gr de harina de fuerza
150 ml de agua templada
150 ml de leche tibia
15 ml de aceite de oliva
50 gr de tomate seco picado
50 gr de queso parmesano rallado
1  cucharadita y 1/2 de sal
2 cucharaditas de azúcar
1 cuaharadita de orégano
1 cucharadita de albahaca
1 sobre y 1/2 de levadura seca de panadería
Aceitunas negras fileteadas (opcional)

Preparación:

Siempre que vamos a hacer pan debemos tener en cuenta que :
1º ponemos los líquidos
2º añadimos los sólidos.
 Siguiendo esta regla pondremos los ingredientes en la panificadora, es decir, el agua, la leche y el aceite.


Seguidamente añadimos el resto de los ingredientes, teniendo en cuenta que la levadura se quede bien enterrada en la harina.


Programamos la máquina en la opción de pan normal o blanco, tostado medio ( yo puse fuerte y , para mi gusto estaba demasiado tostado) y para un peso de 700gr.


Cuando la máquina termina el amasado y comienza el horneado podéis quitar las aspas.


Una vez horneado, lo sacaremos del molde y lo dejamos que se enfrie colocado sobre una rejilla.


Este pan esta bueno sólo o acompañado de un chorrito de aceite de oliva y jamón.